En las empresas, al igual que en la vida, hay momentos que vale la pena recordar; momentos que marcan un antes y un después para aquellas personas que los viven. Hoy (4 de abril de 2019), en Help Flash, hemos vivido unos de esos momentos inaugurando nuestras nuevas instalaciones en Porto do Molle, Nigrán.

Para muchos, este hecho no es más que un mero cambio de aires, pero para los integrantes de Help Flash y para todas aquellas personas que conocen de cerca la historia del proyecto, es mucho más que esto. Es la culminación de un gran esfuerzo, de muchas noches en vela, de mucho empujar contra viento y marea aun cuando los resultados no terminaban de llegar. Y es que materializar los sueños cuesta, pero si se trabaja con ahínco y pasión no hay ningún obstáculo que prevalezca.

Hace ya muchos años una idea tomó forma, animada por la noble meta de salvar vidas en la carretera y hoy esa idea ha reunido a un grupo de personas que, bien directa o indirectamente, han creído en Help Flash y han puesto energía y corazón para que fructificase. Hoy, gracias a este apoyo, ya hay miles de dispositivos acompañando a miles de conductores, incrementando su seguridad en la carretera.

No vamos a hablar en este artículo de aspectos tecnológicos del dispositivo, ni de regulación, ni siquiera de seguridad vial. En este artículo, el primero de nuestro recién inaugurado blog, hemos optado por hablar de personas, porque sin ellas, sin su dedicación y apoyo, no habríamos llegado a donde estamos hoy y nunca hubiéramos inaugurado oficina alguna.
Por eso queremos dar las gracias a todas las instituciones que han confiado en nosotros y a las personas que están detrás; personas como David Regades, Delegado de Zona Franca, y otras muchas que no figuran aquí, pero que sí están presentes en nuestras mentes y en nuestro agradecimiento.

Hoy ha comenzado una nueva etapa en la empresa, en una nueva casa, que hará posible mejorar nuestro servicio de cara a clientes y proveedores, en definitiva, de cara a los protagonistas de esta historia: vosotros, los conductores. Todos escribimos una historia y, lamentablemente, esta historia se ve truncada muchas veces en la carretera. En ocasiones es muy difícil de predecir y de evitar, pero los accidentes graves producidos por señalizar un incidente son fácilmente evitables si conseguimos incrementar la visibilidad de dicho incidente y, sobretodo, si evitamos salir del vehículo. Con Help Flash conseguimos ambas cosas, reduciendo drásticamente la siniestralidad en este tipo de situaciones.

Como decíamos, hay momentos en la vida y en las empresas que vale la pena recordar, y es que las empresas están formadas por personas, y las personas se mueven para alcanzar sueños. El nuestro en Help Flash es fabricar una luz para salvar vidas y desde aquí queremos agradecer a todos aquellos que sueñan con nosotros.

GRACIAS.